4/1/11

magia

La gente folla. Lo cual es sencillamente magia.

Vivo en una ciudad occidental de tamaño medio, lo que me permite cruzarme a lo largo del día con cerca de una docena de mujeres entre los quince y los cincuenta años de quienes llego a pensar, embargado por algo parecido a la ira, que me las quiero follar. A veces me sacaría los ojos de la rabia por no poder hacerlo. Lo siguiente que pienso entonces es en con quién follarán. De hecho, es muy probable que lo hagan regularmente. Algunas con la misma persona. Otras no. Pero follan.

Luego está el resto de la gente a la que no me follaría. Estoy en la cola del supermercado y me sorprendo observando con fruición a la cajera, no porque quiera follármela, sino por todo lo contrario, porque jamás lo haría. Lo cual es incluso mucho más fascinante, porque esa mujer tan aparentemente vulgar y anodina también folla. ¿Cómo es posible? Sólo por eso también me la follaría. Por saber cómo es de verdad y lo que oculta.

Hombres y mujeres, jóvenes y viejos, todos follan. ¿Cómo no voy a pensar que es magia? Si me dijeran que en algún lugar de Inglaterra hay un castillo en el que a unos críos raros les enseñan brujería agitando una varita pensaría que es mentira, que es una tonta fantasía infantil de corte británico-navideño. Pero sabría de qué me están hablando. Es el tipo de cosas que ocurren allí donde no podemos verlas y por tanto sólo imaginarlas. Como toda magia, está oculta y sin embargo ante nuestros ojos. Nadie habla de ello. Al menos nadie habla de verdad de ello. Pero todos han estado allí, y siempre vuelven, en silencio, cuando el mundo no les ve. El misterio del follar de los otros se convierte entonces en un rito oculto que conjura lo cotidiano, lo banal, convirtiendo una realidad predecible e insulsa en una mitología tan divina como miserable, tan sublime como cerda, y hace las vidas no sólo intensas y emocionadas, sino incluso soportables.

Y no estoy hablando de la magia en el sentido clásico, la vara del Conocimiento sumergiéndose en la copa de la Piedad. No, es algo mucho más cercano. Tanto como que hemos nacido. Si pudiera, yo me pasaría la vida en esa desnudez física y emocional del follar y no haría nada más en todo el día. ¿Cómo puede la gente hacer otra cosa que no sea follar continuamente?

12 commentaires:

Me he cruzado con alguno de vosotros por ahí fuera y me habéis animado a que publique más a menudo, diciéndome que el blog os parece bueno. Algunos incluso habéis llegado a sonrojarme asegurando que lo que escribo os ha parecido hasta bonito. En las ocasiones en las que eso ocurría no sabía muy bien dónde meterme, pero recojo el guante. Si queréis más de mí voy a tener que cumplir mi propósito de año nuevo de abandonar la autocensura y cambiar de tono, como ahora. Os agradezco que lo hiciérais.

Por otra parte también reto a cualquier lector a escibir un texto utilizando más veces que yo en éste la palabra follar

juaaaaas! eres un fiera! se puede decir mas alto peeeero ... no tan bien dicho joder!

Jajajaja. Me han dado ganas de aplaudir, y eso que hace un día terriblemente gris aquí fuera.
De todas formas algo me hace pensar que no, que sí que los hay con una vida miserable (así como de cine español) que no follan. A lo mejor ni siquiera se masturban. Desde hace meses. Aunque tú te los cruces por la calle y creas que sí.

O a lo mejor es que tú y yo lo vemos a la inversa :S

Anda que no pienso yo veces eso de...¿y este tipejo oriundo y desagradable folla?
¿y esta femme fatale folla más que yo?
Existen tantas preguntas existenciales de este tipo, como personas a las que te follarías.
Qué grande eres caraculo!!

Alex, ya que no nos cruzamos mucho por ahí, te animo desde aquí a que escribas más a menudo. Un saludo

Pues si escribir te impide follar, a lo que yo te animo es a que folles. Bueno, o a que hagas el amor.

Y si no puedes hacerlo, escribir es el mejor sustituto: es como nos follaras a todos (lo que NO es sinónimo de jodernos), tanto a los que te cruzas por ahí fuera como a los que te llegan aquí dentro. Hasta el fondo.

A la autocensura que le den por el culo.

sex is overrated
ya lo dije muchas veces

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Me uno a lo ánimos para que te dejes ver más por aquí, suscribo lo que los tuyos se encargan de decirte: eres bueno! Y el contenido también lo suscribo enérgicamente, lo del follar, claro ¡Qué meridiana visión de los beneficios, necesidades, bondades y misterios de la cuestión del follamiento!
:)

Las cajeras de los supermercados no son anodinas ni aparentemente vulgares, son mujeres con una vida, son mujeres guapas y feas como la vida misma...los tópicos no funcionan. La magia si.

La RAE define anodino como, entre otras cosas, insignificante, ineficaz, insustancial.

Las cajeras, en general, no lo son. Esta que digo yo, sí. En ningún momento he hablado de guapas ni de feas... ni de tópicos. De hecho ni siquiera estoy hablando sólo de las mujeres. Hay gente que es aburrida, o triste, o gris, o está hastiada, o es desagradable de tratar, o es mala. Basta ya de corrección política y de contar con que todo el mundo es bueno y especial. Mucha gente no lo es.

Y esa gente también folla. Eso es lo que me fascina.

ja,ja, buenísimo, yo tb me pregunto a veces ¿y este tío folla? ¿y con quien por dios?¡¡¡.
me encanta lo que escribes, sigo leyendo..

Se ha producido un error en este gadget.