1/11/06

Qué es un ¿"Tú te esnifas"?

La serie de relatos “¿Tu te esnifas?” nació de la mente trastornada de D. S., una tarde en la que sintió el hambre propia del escritor, pero no tenía el día especialmente lúcido en el plano de las ideas. Para satisfacer esa necesidad casi fisiológica optó por escribir de forma más o menos automática, abandonándose a una deriva mental de la que su máquina de escribir (eran otros tiempos) sería testigo. Ya sabéis, el viejo planteamiento de “a ver qué cojones sale”.
El resultado sentó las bases para la formulación de un manifiesto estético jamás redactado. Todos los “¿Tú te esnifas?” posteriores debían cumplir las mismas condiciones de forma y planteamiento que el primero: No superar la página de extensión a máquina y, en segundo lugar, el autor debía enfrentarse a la página en blanco sin ninguna idea o planteamiento previo, comenzando a escribir antes de que la maquinaria de la creatividad alcanzara el nivel consciente. Como todo manifiesto, se fue desvirtuando con la práctica, pero el espíritu de esa primera ida de olla permaneció en un puñado de escritos posteriores a los que se sumaron otros autores. La idea no es nueva (ya había sido explotada por los vanguardistas a principios del siglo XX), pero en el caso que nos ocupa las premisas no eran tan estrictas. Las condiciones sólo se referían al espacio físico del escrito y al intento de reproducción de las condiciones originales. A partir de ahí, el autor era libre de encadenar el relato a todas las estructuras formales que quisiera, pero siempre a medida que la historia se desarrollaba de la nada. De hecho, los últimos "¿Tú te esnifas?" superan con mucho la página de extensión, pero después de haberlos leído, cualquiera puede distinguir un “¿Tú te esnifas?” de algo que no lo sea.
El nombre de la serie es la transcripción de lo que le dijo a D. su hermano después de leer el primer texto: "Pero... ¿Tú te esnifas?". Yo me incorporé a la serie como autor tras las dos primeras entregas. Sólo corregiré o puliré mis aportaciones en lo más estrictamente necesario, y transcribiré literalmente el resto de los originales, manuscritos o mecanografiados, que pueda conservar. En las próximas entradas empezaremos a colgarlos, no sé si los mios u otros, me gustaría localizar a D. S. primero. La calidad de los relatos en muchos casos es nefasta, pero lo que intento es ser fiel a aquel momento. Tendremos tiempo de colgar cosas más recientes y de mayor calidad. De momento me voy el fin de semana, el lunes más. Os recuerdo que esto es un espacio abierto, así que podéis colgar vuestros propios "¿Tú te esnifas?", ahora que sabéis lo que son.

Buen viaje, psiconautas.

5 commentaires:

Joder! Esto sí que es genial...No sé si el Alejandro-quítate-las-gafas será posible de nuevo, aunque con los años has ido mejorando la montura y ahora se haría más necesario, si cabe; pero de todas formas yo digo que sí, sí a todo y, de hecho, ya he añadido esta página a las favoritas de mi compu. Bueno, ¿qué más se puede decir, por el momento? Manos a la obra!!

¡ostias! volveremos a rememorar todas aquellas historietas en las que te colabas por la taza del water y veias naves estallar más allá de no se qué galaxia! o aquello de Alejandro ¡quìtate las gafas! (no se por qué me acabo de acordar de ésto) me alegro de que te haya dado por la creación internáutica. Yo os iba a enviar una foto digna de cualquier tú te esnifas, pero mi ignorancia sobre cosas cibernéticas no me deja. cuando descubra cómo se hace, lo haré. ciao bambini y ¡que la cosa se de bien!

Antes de esnifarnos, algo para entonar el ánimo. Como algo excepcional, me permito introducir aquí y ahora este enlace para que lo disfruteis:
http://www.youtube.com/watch?v=cxw98-SBhGo

¿Dije "excepcionalmente"?...Esto es para volar un rato: Bjork y PJ Harvey juntas!!!
http://www.youtube.com/watch?v=WlO3mVKeCo4&mode=related&search=

Hola! desde Paris no quiero dejar pasar el momento de mandarte un Bonjour!Me encanta reconoceros a todos o casi todos, espero, en este espacio. Quizás algún día me anime y te mande mi visión de, esa que también un día adopté como la ciudad de mis amores, la de la U-2, -que "algunos" recordarán -, paseos en bici y encuentros increíbles con los mejores y peores seres del mundo en las azoteas, la del Apfelchorle y la Ostnostalgie...la de una parte importante de mi vida. ¡Un beso y suerte con el blog!

Se ha producido un error en este gadget.