18/8/11

biblioteca

Hace años que vengo a esta biblioteca. Décadas, incluso. Me recuerdo de crío viniendo a buscar cómics de Tintín los viernes por la tarde después de clase, sin terminar de creerme que todos aquellos tomos estuvieran a mi disposición. En verano pasaba muchas tardes aquí buscando libros de "Elige tu propia aventura", siendo consciente, mientras la luz de aquel sol crepuscular se me quedaba grabada en el subconsciente como una llamada a lo que luego sería mi infancia, de que todavía me quedaba la vida entera, que contemplaba con esperanza y avidez. Sabía que si estaba allí metido leyendo era porque aún no había empezado a vivir de verdad, y que el futuro sería más intenso y emocionante de lo que jamás podría llegar a leer.

Algo de verdad ha habido en aquella idea, aunque junto con las emociones y la libertad de convertirme en un adulto también ha habido mucha mierda que tragar. Pero sigo viniendo aquí cuando necesito algo de esperanza en el futuro, emociones de mentira o vivir las vidas de otros. En ocasiones he estado lejos de esta biblioteca. He emigrado, como vosotros, y he vuelto. Ahora, mientras busco libros de relatos de Raymond Carver, sé que, probablemente, cuando apenas me quede futuro y esté cansado de emociones de mentira y vidas de otros, podré salir de casa, acercarme de un paseo hasta aquí y recordar todo aquello que siendo un crío esperaba de mi vida, a la luz de este sol crepuscular.

4 commentaires:

Escrito y publicado íntegramente gracias a la red Wifi de la biblioteca pública de Castilla y León.

eres muy bueno cabronazo!!!

Tú si que eres bueno chacho! Te he visto en el videoclip de los Arizona y he flipado!

Yo creia que mi vida escolar iba a tornarse apasionante y aventurera como en Torres de Malory. Me lei los seis libros, estaba preparada. Pero no, fue una mierda. Iba a un colegio de pueblo y era fea.
Los seis volumenes siguen estando en la biblioteca. A veces a mi tambien me dan ganas... Me echo de menos.

Y no tengo acentos.

Se ha producido un error en este gadget.