29/1/07

¡Adios muchachos!


Bueno, se acabó. Mañana termino las prácticas. Abandono el centro de salud, y como es administración pública, sin posibilidad de ser contratado. Mi conexión a Internet actual me pilla cerca de las prácticas, pero a partir de ahora me meteré (aún) menos por aquí. Espero seguiros la pista a todos. Pasado mañana vuelvo a Francia unos días, y a partir del lunes... El vacío absoluto. Ya me han avisado de que van a vender el piso donde estoy de alquiler. Estoy sin trabajo, apenas cuatro duros ahorrados para malvivir un mes y dentro de poco sin casa. Estupendo. Me doy por contento por querer y ser querido, y por estar sano (espero). Pero amenaza tormenta. Además, el poder salir en enero en camiseta de manga corta a la calle no ayuda a crearme una sensación de orden y tranquilidad. Tengo la impresión de que el barco se nos hunde. Estaba pensando en esto último justo antes de salir del ambulatorio cuando he cruzado la puerta... Y se ha puesto a nevar. Unos copos bien nutridos, además. Nunca me había alegrado tanto un día tan gris (llevaba en el mp3 la canción que os dejó aquí).

Parece que al menos algo recupera su orden. Aunque sólo sea para luego desaparecer definitivamente.

2 commentaires:

Eso mismo pensaba yo el fin de semana.. "Esto se va a tomar por culo a pasos agigantados" mientras paseaba, en mangas de camisa, al perro

Hola Capi! Yo intento crear un poco de alarma social entre mis vecinos (dentro de poco exvecinos) en el ascensor, cuando, sin saber que decir empiezan con el "parece que esta refrescando" a lo que yo respondo: Estamos en Enero, en Castilla. A usted le parece normal que empiece a refrescar ahora? Siento las tildes, estoy en Francia (esta si, con mayùscula) y no las hay en los teclados, salvo para la é.

Se ha producido un error en este gadget.