22/1/08

promethea

Sophie Bangs es una apocada estudiante que investiga sobre un personaje de ficción que aparece recurrentemente en poemas del s.XVIII, cómics de los años treinta y obras de la literatura pulp bajo el nombre de Promethea. Sophie descubrirá que el personaje lleva siglos cruzando la frontera con la realidad, utilizando a artistas y escritoras como receptáculos en el mundo físico, y que ella es la siguiente en la lista. A partir de ese momento se verá perseguida por una pléyade de demonios que intentarán destruirla y realizará un viaje iniciático a través de la cábala, en una ascensión por los distintos planos y esferas de la realidad hasta llegar a Dios, para descubrir que su destino último es servir de agente desencadenante del fin del mundo, lo cual no tiene nada de malo puesto que el mundo no es otra cosa que nuestros gobiernos, nuestros sistemas y estructuras sociales y nuestros miedos y creencias.

Alan Moore, que como otros grandes del cómic (véase Jodorowsky) cada día es más mago y estudioso de lo oculto que artista, firma el guión de esta obra que, si bien es una medida combinación de aventura fantástica y cómic mainstream, es de una madurez espeluznante. No es una lectura ni muchísimo menos fácil. La cantidad de referencias culturales es pasmosa: mitos, literatura victoriana, tarot, ciencia ficción, culturas antiguas... todas las obsesiones del autor británico tienen cabida en esta hija pródiga que se ha convertido en unos de los grandes hitos del cómic en su camino al reconocimiento como arte pleno y legítimo.

Por otra parte estos mundos imposibles no serían visibles sin la abundante imaginería y recursos gráficos de J. H. Williams III. Su absoluto control de la estructura narrativa de la página le permite jugar continuamente con la percepción del lector, en un ejercicio intelectual difícilmente explicable. Todas las posibilidades estructurales de la viñeta son exploradas aquí. Es un digno sucesor de Windsor McCay o Will Eisner en lo que a concepción de la página como un todo unitario se refiere, y enlaza en ese sentido con los trabajos de arte secuencial de Frans Masereel o Max Ernst, superándolos ampliamente.

El contraste entre los dos mundos, el físico y el metafísico, es mayor al situar la acción en un futuro cercano completamente tecnocratizado, donde todas las concesiones a la fantasía y la magia parecen haberse perdido. En este cómic se habla de sexo tántrico, de matemáticas, de filosofía... Y se puede ver a John Dee y a Aleister Crowley jugando una partida de ajedrez (interrumpida por el mismo Mercurio) en el camino a la séptima sephirot.

Cósmico.

11 commentaires:

Las imágenes que ilustran el blog han salido de aquí:

http://www.angelfire.com/comics/eroomnala/Promethea.htm

la última imagen carece de calidad (no artística, sino que no se ve un culo) XD

ooooooooooopssssss!
Que maravilla de entrada niño!!
Gracias por toda la informacion y links!!
Me encanta que hables de estas 'cosas dibujadas'.

¿Te gustó el Jodorowsky de la Casta de los Metabarones?

Ciao. Besos.

De hecho estoy intentando ponerme en contacto con Jodorowsky para entrevistarle (y, gracias a Carreño, con la posibilidad de llevarnos a París un equipo de Canal 4 para hacerlo). La casta de los metabarones me encanta, aunque me tiene un poco descuadrado, es un rollo pseudonazi de culto al dolor que no sitúo en el imaginario de Jodo. El incal es, directamente, la cima del cómic europeo (continental, UK es otra cosa).

Parece ser que hay problemillas para comentar, voy a ver que pasa.

El que quiera besos que se sirva!

¿Entrevistarle?
ufff
Debe ser una empresa dura, no lo digo por localizarle y que acepte... Me refiero que parece alguien 'muy especial'... Has podido leer sus respuestas del Cuestionario Proust en la edición de lujo de '...los Metabarones'.
A ver que tal!
:)

Pues no las he leído... gracias por el apunte!!!

Joder, esto parece el messenger!

Entrevistar a Jodorowsky? Joder compadre, eso sí se me antoja una empresa complicada.

Suerte!

Creo que esto ya lo he vivido...;P

Tengo dos amigos que ya se han entrevistado con Jodorowsky. ¿Serás tú el tercero?

¿Descubrirá él la relación?

jodorowski...Yeahhhhhhhhh

Paso de poner concurso. El Vibora del 81, número 22, es pa ti.

JODER, ES UNA JOYAZA!!! Me siento en la obligación de ir a recogerlo en persona! Muchas gracias!!!!!!! Estamos en contacto.

Un abrazo también para Mel (este cabrón seguro que lo primero que me suelta es "mira, el tercer hombre") y para Esther (abrazo que seguro se materializará un día de estos en el Borsalino).

Besos varios!

Se ha producido un error en este gadget.