18/1/08

ostras o mortadela (IV). turismo

¿Quién no tiene hoy en día un amigo que trabaje de cooperante en Centroamérica? ¿De profesor de español en China? ¿De personal de investigación en el departamento de lengua española en la universidad de Nueva York? ¿De taxidermista, viajando por todo el mundo desollando elefantes y jaguares? Todos estos ejemplos que pongo son reales, gente a la que conozco en primera persona, amigos (salvo el taxidermista, que sólo es conocido). Esta claro que el mundo se nos está quedando pequeño. Cuando te encuentras a alguien de tu barrio en el aeropuerto de Berlín que ha ido allí a hacerse un tatuaje, el hombre o mujer del s.XIX que llevamos dentro se sobresalta un poco, asustado de cómo se han puesto las cosas en lo que a viajar y emigrar se refiere. La joya de la corona de mis ejemplos son unos amigos de Peter, que se han cogido un año sabático para recorrer Mongolia a caballo. Toma mascletá. Joder, yo sin ir más lejos, si todo sale bien, algún día volaré a Los Angeles con los Arizona Baby para hacerles un reportaje fotográfico de su gira por el suroeste de los U. S. A. Furgoneta, desierto y Rock&Roll. Así se forjan las leyendas.

Me consta que todos los ejemplos anteriores son un dechado de coherencia y cojones. Queda muy bonito contar la anécdota, pero también las han pasado putas, como todo inmigrante. Sin embargo hay que andarse con ojo. Esto es lo que escuché el otro día en la cola del pescado, de boca de una señora de mediana edad:
-Uy, pues sí hija, mi Paco y yo no sabíamos si aprovechar las vacaciones para ir a Calcuta o a Nueva York, y al final nos fuimos a ver a la niña a Jerusalén. Ya sabes que a ella le gusta eso del buceo a más de 50m, así que nos llevó a un sitio precioso en el Mar Rojo, y mira, pues me animé y me apunté yo también. Además, como el monte Sinaí pilla al lado luego nos dimos una vuelta...

La democratización del lujo está convirtiendo las grandes gestas de la antigüedad en turismo. El viaje ha perdido todo su sentido como experiencia vital del cambio, y ha pasado a convertirse en un producto más con el que posicionarse socialmente. Ya no hay colonos o exploradores. Allí donde Conrad se encontró con Kurtz ahora hay agencias de viajes. Y quizá sea ese el verdadero corazón de las tinieblas. Me imagino que Stanley y Livingstone estarán revolviéndose en sus tumbas.

14 commentaires:

Espero vuestras opiniones al respecto

El otro día leí algo parecido de las manos de corpi (aquí)

Es como distinguir entre "montañero" y "dominguero". Establecemos clases de visitantes o de turistas según la motivación de su visita y su comportamiento en el medio en cuestión.

Aún así pienso que el balance entre lo que aportan los viajes a nuestras sociedades, por poco que sea, es positivo en general.

El problema, tal y como yo lo veo, está en el lugar receptor de ese turismo, que en un afán por sacar el máximo partido se transforma desvirtuándose su esencia a todos los niveles. Como ejemplos cercanos: Mallorca o nuestro litoral mediterráneo, pero los hay en todas partes.

Cualquier sociedad debería conocer el precio que va a pagar cuando pretende pone en venta sus monumentos, sus playas o sus espacios naturales. Pero es que al final, la idiosincrasia y la cultura no da dinero. La caja del hotel y vender souvenirs en serie, sí. Y ya está.

Quizá un equilibrio entre ambos valores sería lo óptimo.

(vaya rollete que he soltao)
saludín

Hola, no sé qué me ha pasado nada más entrar, no puedo dejar de descojonarme... te saludo, te agrego a mi blogroll y me piro vampiro a inspeccionar los archivos. Hay que ver.

¡Saludos!

Pues sí. Yo me lo he planteado muchas veces. Lo que para mí suele ser una experiencia intensa en el sumergimiento de otra cultura y otros modos de vida, para la gente de hoy en general no es más q otro modo de alardeo social. Y es q ir al Coliseo y ver a la típica familia de catetos q no deberían salir de su pueblo por no dar vergüenza ajena, pegando voces del tipo '¿¿dónde venden cerveza por aqí???' me hace sentirme un poco mal...

Aunq tb es verdad, mejor q sea accesible a todo el mundo q no a unos pocos, así por lo menos se aumentan las probabilidades de q alguien aproveche tan rica experiencia..

A esto me refería Esther! Peazo comment! Con esas argumentaciones te imagino en tu estudio, leyendo esto en un ratito libre entre un informe sobre impacto y recibir al comisario europeo de medio ambiente (por ejemplo). Enhorabuena por el premio! Aún está en el Borsalino, pasate cuando quieras. Un beso!

Y en cuanto al buho y a las dos variables, bienvenidos! Me alegro de que os haya gustado el blog. Ahora me paso por los vuestros.

Donde están los comentaristas habituales?

Darse la vuelta a Mongolia en caballo, pfff... Lo ultimo es recorrer Nueva Zelanda desnudo en la bolsa de un canguro, ;-)

Tienes toda la razón, la democratización del lujo ha convertido a nuestro mundo en algo chiquitito. Quizá mejor, pues nunca me gustó esa actitud elitista del Robinson Crusoe.

Disfutemos del mundo pero sin que se nos suba el ego a la cabeza!

Jajajaja!

Probablemente me pase el miércoles.
besín!

El post ha nublado mi capacidad de comentar... a veces pasa... sorry

Portrait se está convirtiendo en mi pepito grillo particular... Muy acertadamente! Te lo agradezco.

Daos todos por abrazados!

Si no estuvieras pillao (aunque tu churri no lea tu blog) te echaría los trastos ahora mismo! Has resumido a la perfección lo que llevo pensando desde que hice mi maleta rumbo a una república bananera. Esos billetes con sello turista y no viajero. Los primeros tienen fecha de regreso, los segundos, no. De éstos quedan pocos.

A caballo por las estepas? Grandes.
A L.A de road movie? Inmensos.

Aprovecho para comentar que no me dejan comentar en lo del cómic, pero tampoco sé mucho de eso. Sólo que el otro día me encontré en el bus un número de hace la tira de años de un cómic algo obsceno que se llama Víbora. Debe ser una joya de coleccionista a juzgar por la antiguedad. Si quieres te lo envío por express, aunque supongo que no es (ni soy) tu tipo!!! jaja

Grande tu post. A sus pies, vaderetro.

¡Soy un forofo del Víbora y más de su primera época! Lo más grande del cómic de este país se ha criado en esta revista (Max, Nazario y todos los underground que importaron en España la filosofía de Crumb y Shelton). ¿¿De que año es??

Voy a mirar lo de los comments ahora mismo. Y me dejo tirar trastos encantado!

Si? Oye, pues te lo envío encantada en cuanto lo encuentre en el baúl de objetos perdidos. Creo recordar que es el del 80 y pocos, con su precio en pesetas. Me da pena, quien lo perdió debe de estar triste. En serio, te lo paso. Aunque creo que voy a ver si pongo un concurso en mi blog para que te cueste un poco ganártelo, jajaja.

(Ah, y en el blog
absurdorutinario.blogspot.com/
han colgado unas foticos de expocomic 2007)

Concurso! Has dicho la palabra mágica!

Somos burgueses low cost.

Y quiero ser la próxima en ser... cuentacuentos en Montréal!

Se ha producido un error en este gadget.