10/10/09

karma police

Me pregunto cuánto sueño habré robado. A cuanta gente habré quitado la escasa paz que les quedaba. De cuanta inquietud soy responsable. Mi trabajo consiste en eso, en angustiar, preocupar, asustar a gente que debe dinero para que esa sensación les mueva a hacer lo imposible para pagarlo. Mi trabajo es el miedo. Era cuestión de tiempo que el karma me detuviera por este abuso y me hiciera pagar toda la desazón que he estado sembrando durante siete horas al día, cinco días a la semana, a lo largo del (exactamente) último año.

Se acabo la fiesta. Una vieja conocida ha vuelto a hacer aparición y esta vez se ha llevado (el médico cree que por poco tiempo) mi diastólica de libro de texto. Afortunadamente ya sé de que va todo esto y ya he movido ficha: Voy a echar de menos las cervezas rockeras y los vinos del domingo por la mañana, pero las mallas de correr me sientan divinamente.

9 commentaires:

Y lo bien que funciona la música en estas circunstancias! Nébula para sudar la camiseta y 'One More Kiss' para pasar los ataques.

la niña fatal dijo...
13 de octubre de 2009, 8:25
 

Y los vinos del domingo (en este caso lunes) por la mañana que al final es lo que mejor te sienta... y lo sabes!

Gracias a nuestra amiga, juraría que el deporte nunca me abandonará, ya sea por gusto o por necesidad.

Si le coges el gusto, más allá de lo terapeútico, verás que correr como un enajenado durante 10 km tiene mucho rock'n roll.

A apechugar y a ver que sale de esta batalla, siempre surge algo nuevo!!

Que estas saliendo a correr y no me has llamado!!!

Aqui te has pasado!

Suerte amimgho!

De momento, y dada mi forma física equivalente a la de un recién despertado de un coma de diez años, estoy con lo que Mario el de la pizzería La Romana denomina "La carrerita del maricón": Corro tres minutos, echo el bofe, ando cinco, corro otros tres... y así durante lo que a mí me parece media hora y La Niña Fatal asegura que son veinte minutos.

La mala noticia es que no recupero mi 12/8 ni a tiros... y que me está molando la benzodiazepina.

Mola pero da asco.

No es como la cerveza, que mola pero da 'asco puritano'

Esas drogas dan asco de verdad.

Hoy en el trabajo estaba completamente pedo, pero como era un pedo prescrito por la SS no pasaba nada y estaba incluso bien visto. Si en vez de eso llego con el puntillo y oliendo a vino, me echan.

Que mierda es todo esto.

Piensa que correr dopado también tiene su aquel, o que volverán las más puras endorfinaaas que tu cuerpo ya olvidaba segregaaar... Ánimo Gebreselassie, a ganarte el mote ;P

agh, benzos...
quizas un clona de vez en cuando...
saludos de ultratumba! d.i.d aka junkie

Se ha producido un error en este gadget.