30/4/07

Por aquí todo bien. Stop.

No suelo escribir a vuelapluma. Las entradas que leéis están elaboradas o reescritas en mayor o menor medida, pero llevo casi una semana de aterrizaje (hacer sitio en los armarios para mi ropa, la primera compra…), es cuando más tiempo libre voy a tener, y apenas he podido meterme a leer algunos de vuestros blogs, así que me temo que a partir de ahora esto va a ser una crónica en directo, más que otra cosa.

Compartí vuelo con Thomas (en las fotos de la entrada anterior es el que se subtitula como "le ch’nord te va aimer") y he de agradecerles a él y a su padre que me dejaran en la misma puerta de casa y me invitaran a una Karmeliet de camino. Antes de eso tuve uno de esos momentos ñoños míos, y mientras veíamos los Pirineos por la ventanilla del avión yo escuchaba (puta casualidad) el "Adiós España" de Antonio Molina. Una canción que ha hecho llorar a generaciones enteras de inmigrantes españoles, incluyéndome a mí en ese preciso momento, la madre que lo parió. Era la canción que iba a dejar en mi última entrada escrita en España, pero recordé que Jeannette es el primer contacto de muchos estudiantes franceses con la lengua española, y aunque la letra no le pega tanto quise homenajear así a los Erasmus que me organizaron una fiesta terrible tres días antes, en la que acabé de bares en falda y collar de perlas (hay pruebas) y a la que pertenecen esas estupendas polaroids, regalo de despedida de Hervé (esquina superior izquierda del tercer bloque de fotos).
Por otra parte he encontrado unos compañeros de piso estupendos, Sonia y Antoine, a los que ya conocía como anfitriones. El viernes mi chica preparó un "apéritif dinatoire" (sangría y cosas de picar, vamos) para presentarme a otros amigos y excompañeros del ¿piso? (más bien casa) y que me dieran su bendición. Pedo nada elegante el que me cogí. Fué la primera vez que me tuvieron que sacar entre dos a dar una vuelta (es lo que tiene la cerveza de flandes, que son 8 gradazos en vez de 4’5). Una gente estupenda que me ha introducido en la manera que tienen aquí de montarla parda: comen patés y quesos y beben vino y cerveza ¿Os suena de algo? Los que me conocéis personalmente habréis deducido que me lo voy a pasar teta. No es Ribera, pero el Bordeaux no está nada mal. Y, que coño, no me importa beber Don Simón si vivo con mi chica.

Prometo que las próximas entradas se parecerán más a lo que os tengo acostumbrados, aunque a partir de mañana empieza (en serio) el trabajo de buscar trabajo. Deseadme suerte. Y buenas noches.

7 commentaires:

Para mí seguirás igual de cerca, en Valladolid, o allá, es lo que tiene internet. Me quería pasar para desearte buen viaje, pero te puedo asegurar que no he podido, así que ahora veo que ya te has deslizado por el cielo e incluso aterrizado. Mucha suerte, seguro que encuentras muchos alumnos para tus clases de español, no lo dudes, la lengua atrae.

Seguimos en contacto, pásalo bien y encuentra todo lo que quieres.

Coño Álex, mucha fuerza en el exilio, ánimo, todo va a salir bien. Hay mucha gente -entre la que me incluyo, claro- mandándote un montón de buena energía desde España, Noruega, Inglaterra, China y yo qué sé cuántos sitios más. Mucha gente te quiere mucho, cuánto mucho, jejeje.
¡Sigue escribiendo!

¡Vamos amigo!

Miguel

Buena suerte por la Galia. Y diles que vuelvan a mandar Kronenburg, que ya vale de bebersela toda ellos.

Alejadrentto!! Bienvenido al exilio, o era al paraiso? Bueno, yo estaba pensando que, a lomejor, un día de estos bajo con L. a haceros una vistilla y que nos deis un poco de queso y paté, que ya sabes que a mí también me gusta. Lo digo en serio, porque si la montaña no va mahoma...
POr otra parte, me gustaría, cuando tengas tiempo, que me enseñaras a cambiar de verdad la foto de la cabecera. Tengo una muy chual que, más adelante, podría quedar bien. El problema es que me quedas más pequeña y descentrada, con lo que el blog pierde presencia. Mándame tu dirección de casa.

Abrazos!

Qué entrañable todo. Si me das tu dirección te mando "Navidades en New York" de la Piquer. Te auguro una llantina de órdago. Nuestro Señor volverá con gloria, que lo dijo Él. Cuídate, besitos.

Muchas gracias a todos por vuestros ànimos, de verdad. Espero que a vosotros también os vaya todo muy bien, donde quiera que estéis. Un abrazo.

Y yo que me alegro! Ole tus reaños por haber salido a que te de un poquito el aire!

Aunque en menor medida, espero que sigas relatándonos tus quehaceres de vez en cuando.

Salud!

Se ha producido un error en este gadget.