26/5/07

Profesor espectral da clases de español


Uno de los recursos nacionales más apreciados fuera de nuestras fronteras, sobre todo en el ámbito laboral, es la capacidad que tenemos los españoles de improvisar sobre la marcha y parchear cuando estamos con el culo al aire. Esta capacidad se resume muy bien en esa gran frase patria, "si no lo hay, lo pintas". Mi padre me comenta que cuando sus jefes quieren un trabajo bien hecho recurren al personal alemán. Pero cuando hay que capear el temporal o dejar presentable un proyecto cogido con pinzas en cuatro días les llaman a ellos. Hablando con Jal sobre la precariedad laboral ella defendía la idea de "inventarte tu trabajo".

Con estas dos ideas en la maleta me vine hace un mes a Lille. Y de la misma manera que hace siete años me planteé cobrar por lo único que sabía hacer, en esta ocasión he puesto a disposición de los gabachos lo único que realmente les puedo aportar: el español. Ya soy profesor de español, puesto que doy clases. Conocer a gente realmente bien preparada, titulada y cualificada para desempeñar esta labor como Teresa, Peña o Miguel me ha ayudado e impedido a partes iguales. Leer sus experiencias y conocer aspectos de su método me está ayudando mucho, pero por otra parte ¿qué cojones hago yo dando clases, como ellos, si ni siquiera terminé la carrera? Pablo (aquí en la foto), uno de mis compañeros de facultad es ahora profesor de español en la universidad en Valenciennes, a media hora en tren de aquí, así que me puse en contacto con él para que me diera algo de bibliografía y algunos consejos.
-¿Bibliografía ? ¡Esa si que es buena! ¿Tienes internet en casa? Hay varias paginas de tías con tetas gordas que te pueden venir muy bien…

A los que conocéis a Pablo no os extrañará su respuesta. Fachada de españolazo cachondo erótico-festivo con camiseta de grupo grunge de los noventa, y luego no puede quedar de cañas porque tiene que corregir exámenes o te manda textos de Bryce Echenique como éste: "París (Francia en nuestro caso) […] es a menudo una fiesta, pero solo para los invitados, y puede llenarse de tristeza y de cansancio, como puede también enfriarse tanto. Y uno no sabe ni escoge el momento en que deja de ser un invitado en esa linda ciudad, pero un dia ya no hay más fiesta alli para uno, y lo mas sano es salir." Una semana más tarde quedamos para vernos e intentar tomarnos unas cañas (al maricón le gusta esa guarrada que hacen aquí de echarle sirope de colores a la cerveza), cambiar impresiones sobre Francia, los gabachos… de lo humano y lo divino, vamos. Y al respecto de las clases de español me dijo básicamente lo mismo.
-Tú no te preocupes, está tirado. La herramienta más importante ya la tienes.
Extrañamente en él, semejante frase no hacía alusión a nuestros penes. En efecto, se refería a nuestra naturaleza de hispanoparlantes. (¿No querías que hablara de ti en el blog? Toma dos tazas. Un abrazo y a ver cuando nos vemos de nuevo).

Me lo monté por mi cuenta. Encontré un libro de consejos de la responsable del método de IH y un antiguo manual de español en casa de los Bergerie. Y aqui estoy, dando clases a mi primera alumna, una pequeñaja de trece años que es una ricura, lista y aplicada. A los chanantes os gustará saber que la traducción de su nombre al español es algo así como Rubieta Viejuno. La primera clase fue más bien una evaluación de nivel, y durante los diez primeros minutos yo estaba como un pulpo en un garaje, haciendo como que analizaba sesudamente su libro de texto pero pensando ¿Donde coño me he metido ? ¿Quién me mandaría a mí? Y, os lo juro, en el minuto once un profesor espectral surgió de mi interior, me poseyó, se saco de la manga un método didáctico y lanzó una batería de pruebas a la pobre Rubieta Viejuno durante más de hora y media, mientras su madre me confesaba estar encantada de haber encontrado un profesor tan entusiasta. Una sesión más tarde el profesor espectral había conseguido (tras preparar la clase el día anterior) que la muchacha distinguiera perfectamente los usos de "ser" y "estar".

Me ha picado el gusanillo, gente. Este trabajo me está gustando mucho, maldita sea. Espero impaciente que mis entrevistas en academias den fruto y pueda dar clases a grupos. No tengo ni puta idea de cómo me lo voy a hacer si eso ocurre, pero sé que cuando me quede en blanco el español que llevo dentro estará ahí para poner un parche y hacer la clase presentable y vendible. Para venderles la moto de que soy un buen profesor.

15 commentaires:

sirope a la cerveza???? si que estan locos esos gabachos!!! creo que del impacto en cuanto termine el comentario me desmayaré.
me alegro de que te guste el curro... ¿les enseñaras a decir Oh capitan mi capitan!?

besos!!

Jajaja, ¡Bienvenido al club! Seguro que lo harás bien, hombre, tu profesor espectral lo puede todo. Oye, me encanta el anuncio de la foto. ¿Lo colgaste tú? Sigue contandonos tus aventuras y dile a rubieta que se porte bien en clase.
Besos,

Miguel

rebotado de un comentario tuyo en otro blog dijo...
28 de mayo de 2007, 9:22
 

jajaja, ioputa, que bueno!!
Ahi con dos cojones, si señor; eso es ser español en Francia (y donde sea).
Racion de orgulloo patrio (sea como sea, q no se nos vea la raja del culo al agacharnos)

Pues viendo a los alemanes mezclando cerveza con coca-cola me pregunto si incluso los raritos somos nosotros. Sugerencia, comentario de texto: "Yo fui un orquestero de mierda"

cerveza con coca cola?????
esto ya es superior a mis fuerzas casi escatologico!!!!

Mig, el anuncio es auténtico, he empapelado las facultades con él.
Alicia y Txuti, cerveza+cocacola=diesel. Lo llaman asi, y calcula cuantos grados tiene esa mierda, 2'5? Txutxi, ya se me habia ocurrido lo de remitir a mis alumnos al blog, pero no es muy conveniente si voy a hablar de ellos. Ademàs, aùn no se enterarian de gran cosa.
Y al rebotado, bienvenido!

El cartel es un puntazo ¡Muy buena idea! jejeje
Que tengas mucha suerte con las clases y te salgan alumnos como cuando se sacan los donetes.
Salud

Me ha matado lo de la cerveza con sirope. Qué blasfemia! Una cosa es cagarse en Dios y otra bien distinta destrozar la cerveza. Qué barbaridad!

Estos gabachos...

hmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
demi caramel... ¡qué rica!
Suerte con las clases y con esas academias...
Para mí ha llegado el dulce momento de la venganza: estoy corrigiendo los examenes de mis alumnos.

Ufffff.. el invento ese de la cerveza con coca cola lo he probado en Bélgica, que asco, la virgen! con los buenos zumos de cebada que tienen por allí..

Respecto a las clases, ¡ole tus huevos! Yo en una ocasión di clases tb, la acabé dejando porque el chaval estaba fumado todos los días... jejeje! (Creo que voy a hacer un post, mira tú..)xDD

Salud compadre!

Una prof d'español en Lyon dijo...
31 de mayo de 2007, 14:43
 

Es Sirope de granadina+limonada+cerveza=Mónaco, y está riquísimo.
Ánimo con las clases de español pero te advierto que en academias es difícil hacerse rico, Francia (no sé en el norte, pero por aquí sí)tiene los salarios más bajos que he visto (7-8 €/h). Tira para unis o colegios o si no clases aprticulares. Ánimo.

Ante todo disculparme con la chica de Pablo,Ana, por no haberla mencionado en la entrada. Un beso Ana, que digo yo que eres tù la profe de Lyon. Aqui la tarifa està entre 11 y 17 € (sigue habiendo diferencias Norte-Sur).
Y a los demàs, alicia, txutxi, rebotado, michael, domi, joyce, saudade, capi, y los que me habéis animado fuera de los comentarios del blog, muchas gracias por vuestros ànimos. Veo que el tema siropes ha dado mucha chicha; si es que a los españoles nos pierde el viciooooooo...

una profe d'español en Lyon dijo...
31 de mayo de 2007, 18:40
 

No soy Ana, mi nombre es Paula. Conozco tu blog por medio de Miguel.

Ups! Entonces mis disculpas Paula, y bienvenida!

Joder... Me has puesto las pilas nene! y yo aquí en brasil pensando que coño iba a hacer... Estoy colgando carteles pero ya! Me muero de ganas de conocer a mi profesor espectral!

Se ha producido un error en este gadget.