20/9/07

Fiestas en Valladolid


Volver a este país en plenas fiestas de tu ciudad es, en realidad, meterse por intravenosa una sobredosis de España. No voy a hablaros de lo que han sido las Ferias y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo, que para eso ya están los cronistas oficiales y ya es (cuatro días) tarde. No voy a comentar la injustificada subida de precios de los pinchos de la Feria de Día. Tampoco he asistido a casi ningún evento de masas organizado por el ayuntamiento (Melendi y Miguel Bosé no son precisamente santos de mi devoción), así que, para variar, esto va a ser un relato de experiencias personales de lo que han sido mis fiestas de Valladolid.

Después de cuatro meses buscando trabajo en Lille y el escarmiento de mezclar trabajo y familia política en Clermont-Ferrand, encontrar aquí uno decente y legal cuarenta y ocho horas después de aterrizar parece un puto chiste. Y lo encontré yéndome de cañas, lo que confirma la teoría de la que os hablaba en Buscando Curro y Piso (II). Ahora solo queda mantenerlo. No ha habido transición entre la frustración y la esterilidad de mi periplo gabacho y el frenesí y la intensa actividad del regreso a la madre que es un padre. Ni falta que ha hecho. Me he acostumbrado rápidamente a encadenar la jornada de trabajo como camarero con el nocturno salir de pinchos y el emocionado reencuentro con unos amigos que me esperaban ansiosos. Nos hemos zampado un lechazo estupendo, asado en el horno de la pizzería, abierta expresamente para ello. Hemos lanzado barreños de agua al desfile de peñas desde el balcón de un séptimo en la Calle Librerías. Bueno, Miguel andaba encabronado por verles guarrear la calle al paso de las brigadas de limpieza. “Para estas bestias ensuciar y limpiar es la misma cosa. ¿Acaso saben qué cojones celebran?” fueron sus palabras, así que les lanzamos algo más que agua, a la manera de los antiguos faraones sobre su pueblo. Asami, que también estaba presente, sacó la foto que corona la entrada (y muchas otras). Un gran momento para el recuerdo.

Y, habiendo dejado atrás una ciudad moribunda, vuelvo a otra cuyas piezas comienzan a encajar y a la que todo el mundo está volviendo desde las cuatro esquinas del mundo (Vielba, Teresa, Chagüen, Ana…), cada uno con una experiencia diferente con la que enriquecer la visión de este lugar que conocíamos demasiado, pero con un pensamiento en común: algo ha cambiado para bien desde que nos fuimos. Seguramente seamos nosotros.

9 commentaires:

Ohhh, o sea que se acabaron los relatos sobre los gabachos... con lo que me divertían a mí esas impagables anécdotas de la vida gabachil... Bueno, bienvenido de vuelta. ya verás lo bien que se pagan aquí en Ejpaña los curros, jejeje.

Bienvenue (creo que se escribe así, mi frances no es cosa del otro mundo)

Ya me hubiera gustado a mi estar en esas fiestas, hace mucho que no me pego una buena borrachera..

Por otro lado... cuidadín con las ferias de pinchos.. una amiga y yo acabamos en el hospital con otras 100 pobres almas aquí en Las Rozas.

Salud compadre

Solo quiero decir que en Paris si que mi hinche de un evento de masas. ¡El concierto de Iggy Pop ! en la fieste de L'Humanité, vaya país mas cogonudo, si hubiese sido aquí habrían llevado a Amaral.
Un saludo

Paciencia amigo vaderetro que el cordero no se come...Llegas en fiestas, ves a tus amigos, has crecido espiritualmente (oh la la la) y pronto, muy pronto encontrarás piso y curro. Ya verás.

Te ventilaste la botella rosa?

Un besote desde la Noche en blanco. Me voy al matadero.

Ha hecho usted muy bien de no asistir a los conciertos, en especial el de Miguel Bosé.

Este verano hizo un concierto en Menorca que fue un auténtico timo. El pollo estaba afónico, canturreó como pudo 8 canciones en algo más de 45 minutos y despareció por el foro con la recaudación de los algo más de 4.000 idiotas que pagaron la entrada.

Porfineslunes, espero que se solucionasen tus problemas con los de timofónica, ahora me paso a verte. Curiosamente he ganado más aquí en una semana que allí en cuatro meses!

Oscar, un abrazo! Lo de los pinchos aquí está bastante controlado y no ha habido problemas en ese sentido. Pero yo por si acaso no como gambas ni similares.

Txutxi, si hay algo que si hecho de menos de allí (aparte de mi muchacha, evidentemente) es el nivelón musical y los grupazos que traen hasta para unas fiestas de barrio. Por cierto, Iggy Pop vino en su día a Vallata! Eran otros tiempos... (los ochenta más concretamente)

Claudia, muchas gracias por la bienvenida! La botella la ganó uno de los habituales por aquí, que coincide que es amigo mío! Como lo de las VPO del hijo del alcalde de Valladolid, pero en coincidencia real! La noche en blanco? El matadero? Tienes que explicarme eso.

Luigi, lo de Miguel Bosé no lo vi ni gratis, así que ni siquiera entiendo que haya gente que lo pague. Tú que has vivido la California de los ochenta (cabronazo suertudo) entenderás que cualquier evento similar en España es una paletada!

Un abrazo a todos y nos leemos!

Vaderetrocordero creo recordar que Iggy Pop, así como Los Ramones tocaron en el polideportivo Huerta del Rey en los 90. No se si lo pasé mejor en uno o en el otro.
Eran otros tiempos, en eso te doy la razón.

Y no me extraña que hayas ganado más en Pucela que en Auvergne. Yo tb ganaba más allí, pero trabajaba menos tiempo que aqui. Esa es la única diferencia.
En Francia no atan los perros con longaniza ni de coña. Además es un pais aburrido como no hay dos.
Tómate un vermutín por mi en el Peni.
Salut!

Va a estar jodido Domi: el Peni se ha tomado una semana entera de vacaciones después de fiestas. Con dos cojones y porque pueden!

¿no serías tu el de la regadera de la foto? estás hecho un gañán....mojando a los jovenzuelos con sus litronas...

otro dia te escribo más, que no me apetece leer tu blog XD

salud

firmado: el felador enmascarado

Se ha producido un error en este gadget.