31/3/08

wolfmotherfucker

Hace tiempo que intento ser consciente de la importancia que tienen los nombres. Por ejemplo, no puedes pensar en aquello que no puedes nombrar. Y el hecho de que no elijamos nuestro propio nombre no es algo casual. Cómo nos llamemos es algo que nos queda demasiado grande para que seamos nosotros quienes elijamos. Y es que en el fondo lo que importa de las palabras (nombres incluidos) es la interpretación que los otros den de ellas. Por ejemplo, ayer me enteré de que la palabra griega Irene signifia Paz. Correcto y completamente de acuerdo.

¿Pero qué cojones significa vaderetrocordero? Aquí (en internet) cada uno elige su nombre. Consciente de lo que os acabo de decir, preferí que el mío fuese fruto de cualquier cosa que se me pasara por la cabeza, y que decidiese el azar (o cualquiera menos yo). Recordé el final de un sketch de Faemino y Cansado. Y ya está. Al fin y al cabo las letras (o más bien debería decir muletillas) del Rock de los setenta (o actual con aires de) no dicen mucho más, y no por ello son menos reveladoras. Fijaos sino en este temazo de Wolfmother.



Ahora una buena amiga me recuerda en su blog (que no está aquí enlazado a la izquierda) lo que solemos encontrar bajo la piel del cordero. Y, comenzando con esas mismas palabras, se escribió aquí algún comentario que fue posteriormente eliminado (innecesariamente, porque puedo encajarlo. Aún así te lo agradezco). En efecto, por fin comprendo en toda su dimensión el significado del nombre que el azar eligió para mí. Cordero. Lobo. Hijo de puta.

Pero como diría el vizconde de Valmont: No puedo evitarlo.

7 commentaires:

Paco, el psiquiatra (loco?) residente del Cafetín considera que la entrada "hijo de puta es digna de un adolescente de 3º de B.U.P. Lamentablemente estoy completamente de acuerdo con él.

Bufff compadre..

Sácatela de la cabeza.

Salud

De acuerdo con Oscar, que entre aire en tu mente!

Por cierto, nos veremos en el Electric? Yo iré lo más seguro a Valladolid un par de dias antes para ver el Festival de teatro de calle. La vamos a montar buena seguro!!

Tu edad cronológica y tu edad mental no van a la par, es cierto. Pero todo llega. Digamos que estas viviendo lo que en su día no fue. Creo que hay algo que dice "el que no la corre a los 20 la corre a los 40". Mejor que sea ahora, más tarde sería jodido, o no! depende para qué cosas. Disfruta y vive como se te ponga o puedas, es tu vida y no te comas el tarro. Se feliz.
La pers. que más te quiere en este mundo.

Fernando terreiro dijo...
1 de abril de 2008, 4:59
 

Haz más caso a tu madre que al psiquiatra.

Una cosa es la sana reflexión sobre nuestras actuaciones y otra comerse el tarro, chaval.

Alejandro: Quítate las gafas!!

almu

Gracias por vuestros comentarios, de verdad. Portrait, nos vemos allí de fijo!

JAJAJAJAJA!!!!Muy bueno Almu!

Se ha producido un error en este gadget.