6/11/08

no news, good news

En este nuevo trabajo tengo el oportuno talento de pillar siempre a mis jefes gordos (los de aquí y los que vienen a pasar revista desde Madrid) meando. Una situación en principio incómoda que a mí me ha servido enormemente para desdramatizar cuando el almbiente se enrarece.

En mi segunda semana como mando intermedio me he dado cuenta de que cuanto más ociosa está la gente en este tipo de trabajos (sobre todo los jefecillos) más posibilidades hay de que se formen corros, rumores y se extienda un ligero tufillo putrefacto. Alguno de los pocos chicos que estamos aquí ya ha declarado que hay demasiadas mujeres juntas trabajando en este centro. Como prefiero reservarme mis opiniones políticamente incorrectas para nuestro otro blog dejaré que seais vosotros (y vosotras) los/las que opinéis a este respecto y aportéis vuestras experiencias laborales con grupos de mujeres. Por mi parte yo cumplo mi función desde una actitud de poli bueno (no puedo evitarlo) y la cantidad de informes y cuadrículas que tengo que rellenar al día no me dejan tiempo para enterarme de porqué le están haciendo la vida imposible a fulanita o cuando nos van a largar para meter a mandos intermedios externos, pero algo me llega. Ya he vivido mi primer despido y la mierda con respecto a los criterios de promoción ha empezado a salpicar como si la hubiéramos lanzado contra un ventilador. Mobbing, boredout e intrigas palaciegas han hecho aparición para consolidar el estatus de Gran Empresa. La primera máxima que se estableció de información constante y transparente entre todos los departamentos se ha esfumado como un espejismo y esta situación, que estresa a muchos empleados, a mi la verdad es que no me preocupa en absoluto. No news, good news. No me voy a pelear a cuchillo con nadie por defender mi puesto. Yo sigo viéndolo como un divertido juego que además mejora mucho mi hasta ahora maltrecha situación económica.

De momento me voy a celebrar mi 30 cumpleaños yendome dentro de un rato con el informático de la empresa a ver a Los Delincuentes que, aunque no me apasionan, por lo visto tienen un buen directo.

5 commentaires:

Mierda, no me acordaba de que los delinquentes eran los de la "primavera trompetera". Es la canción más piojosa que he escuchado jamás.

tenemos que hablar de esto face to face seguro que nos reafirmamos en nuestra posiciones ;)

ehhh cumple cumpleeee !!!! :)
olvidese de la miseria de cuidar el puestito !!!

ay, que fuerte lo de las manos y todo eso. felicidades por los 30 (si es que hay algo de que felicitarse)

Gracias por vuestras felicitaciones! Pero veo que no consigo levantar el comprometido tema de discusión: consecuencias de la incorporación de la mujer a la vida activa en el ambiente laboral medio.

Se ha producido un error en este gadget.