18/3/09

putiferio


Uno de los principios de este blog es la máxima latina de 'si actio non contemplatio'. Hay ocasiones en las que se va a los sitios a ver qué se cuece y otras a liarla. Ayer me fui a Alimentaria 2009 con La Niña Fatal a ver los stands que ella había diseñado para algunos de los expositores en su curro, y ya de paso nos calzamos unos vinazos de escándalo por la patilla (Yllera Vendimia Seleccionada 2004 o Protos Crianza 2005). 'Este plan es la hostia' le dije '¡Priva de lujo gratis!'. Lo mejor vino cuando me enteré de cómo se conseguían las acreditaciones: Te metes en la página web del evento, te inscribes como profesional del medio dando los datos que te salgan de los cojones y pista. Inmediatamente pensé que era un plan perfecto para proponer a mi adláter en 100% APOCALYPSO. Así que después de comprobar como a los tíos trajeados se les trataba a cuerpo de rey mientras que a la gente de normal se nos ignoraba impertérritamente hoy nos hemos plantado allí El Meister y yo, todo maqueados, a tirarnos el moco como prensa especializada en el arte del churrar.

Hay que ver lo que cambia un sarao de estos cuando vas de americana. Con La Niña Fatal nos costaba lo suyo que nos pusieran un vino. Pero con El Meister en plena forma rockera nos pedían tarjeta de empresa después de calzarnos unos Sauvignon Blanc. El arte del mamoneo comercial es una disciplina digna de estudio. Tirando de los conocimientos vitivinícolas que adquirí cuando trabajaba en La Cárcava nos hemos puesto jinchos de morapio discutiendo sobre las cualidades del verdejo y dábamos el pego elegantemente. Mientras, El Meister se encontró con al menos seis antiguos compañeros de colegio, ahora engominados hombres de negocios, que seguramente ocultan muy bien nocturnas e inconfesables pasiones políticamente incorrectas. Y entonces me acordé de algunos aspectos relacionados con el diseño de los stands que La Niña Fatal me había comentado el día anterior:
-A algunos expositores no les interesa tanto el diseño del stand en sí como que las azafatas tengan las tetas bien gordas y luzcan escote y que, además, acompañen luego a los clientes a sus hoteles.

Y es en este punto cuando surgió la frase que da título a este post: Mientras que algunos nos tenemos que conformar en nuestra vida cotidiana con pan y circo, otros disponen de putas y feria. El auténtico vicio está mucho más cerca de los trajes y las corbatas de lo que pudiera parecer. Principalmente porque se los pueden pagar.

6 commentaires:

Y fue realmente gratis: el papel y el tóner de la acreditación de prensa corrió a cargo de la impresora de mi curro.

Y por cierto, Alimentaria se celebra los años impares en Valladolid y los pares en Barcelona.

Pues el año que viene voy y mierda, después de años colándome en el Salón del Cómic ya toca colarse en Salones de los que molan.

Ese hermanamiento mágico entre Valladolid y Barna!!

Y tienes toda la razón del mundo; del lado de las corbatas hay un putiferio que te cagas. Yo me sé historias de drogas, swingers... de gente very respeteibol!

Si, empiezo a pensar que cuando los engominaos hablan de mejorar su swing no están hablando precisamente de golf (por muy golferas que sean).

Publícalo en el norte de castilla, el post. Es cojonudo. Muy de actualidad perenne. (o perpetua).

Está usted muy incendiario señor cordero en este post. ¿Ha probado a salir un miécoles por los bares más cool de su ciudad?, yo lo hice hace poco y descubrí un rosario de politicastros salidos de tono. En otro tiempo hice la calle en la feria de muestras y, aunque nunca acompañé a un hombre trajeado, ví a alguna niña fina meter la mano bajo almidonadas camisas de iniciales grabadas. Aunque, no nos engañemos, vicio hay en todas partes... como decían los Reincidentes: en tu casa, en tu cama;)

Se ha producido un error en este gadget.